https://flormayo.com/

...
🚚Envíos gratis a España Península en pedidos de +35€📦
blog-serp
blog-barra

Cómo hacer un exfoliante casero en 5 sencillos pasos

Exfoliante casero

Nuestro rostro está expuesto cada día a diferentes focos de suciedad. Por un lado, la contaminación ambiental y, por otro lado, procesos naturales de la piel como la seborregulación. Una buena exfoliación del rostro nos permite eliminar células muertas, renovar la piel y mejora su textura

El resultado será una piel más luminosa, tersa, hidratada y saludable. A veces no es necesario recurrir a tratamientos de belleza excesivamente caros para conseguir buenos resultados. Puedes emplear ingredientes naturales que tenemos en casa para hacer tu propio exfoliante casero. En este post te contamos cómo crear un exfoliante casero siguiendo 5 sencillos pasos.

cómo hacer exfoliante casero

Beneficios de exfoliar el rostro

  • Elimina células muertas. Ayuda a limpiar la piel en profundidad y consigue que los productos de belleza actúen mejor sobre una piel limpia y libre de impurezas. 
  • Renueva tu piel. Favorece el proceso natural de regeneración de la piel y estimula la liberación de toxinas a través de los poros. 
  • Aspecto luminoso. Una piel sin impurezas devuelve a la piel un aspecto más uniforme, luminoso y renovado. 
  • Mayor hidratación. Al retirar las células muertas, la piel está mas receptiva ante cualquier principio activo que apliquemos posteriormente, potenciando los resultados del tratamiento.
  • Antienvejecimiento. Previene el envejecimiento prematuro de la piel, activa la circulación y favorece la oxigenación.

Ingredientes que favorecen la exfoliación de la piel

  • Azúcar. Este ingrediente es todo un clásico. Seguro que en algún momento te has preparado un exfoliante casero de azúcar con tus amigas. Puedes utilizar azúcar moreno, blanca, de panela… sea cual sea, su textura es ideal para eliminar células muertas.
  • Avena molida. Es perfecta para las pieles más sensibles ya que su textura es más suave.
  • Café. El café molido, del grano que más te guste, puede ser un ingrediente excelente para exfoliar la piel.
  • Sal. Al igual que el azúcar, este ingrediente ayuda a eliminar células muertas superficiales y dejar la piel suave. Puedes utilizar diferentes tipos de sal, pero te recomendamos que no lo hagas si tienes la piel sensible.
  • Esencias. Exprime limón o naranja y añádelo a tu exfoliante casero, le aportará propiedades astringentes a tu piel y un aroma agradable.
  • Aceites. Además de ayudar a hidratar la piel, son ideales para dar consistencia al exfoliante. Los que más se utilizan son el aceite de argán, el de coco o el de oliva.
exfoliante casero

Pasos para preparar tu exfoliante casero

PASO 1. Ten a mano los ingredientes para hacer este exfoliante casero, en este caso nos vamos a centrar en:

  • 3 cucharadas de azúcar blanco.
  • zumo natural de medio limón.
  • 3 cucharadas de aceite de argán.

PASO 2. Para evitar que el ácido del limón dañe tu piel, primero diluye el zumo en media taza de agua. De esta forma, evitarás que el exfoliante pueda tener algún efecto nocivo sobre el rostro.

 

PASO 3. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente. Primero, vierte el zumo de limón diluido y después el azúcar. Remueve con una cuchara hasta que ambos ingredientes se integren y, por último, añade poco a poco el aceite de argán hasta que la mezcla sea homogénea.

 

PASO 4. Tu exfoliante casero a base de azúcar y limón estará prácticamente listo para su uso. Con la piel previamente limpia, aplícalo sobre el rostro mediante movimientos suaves y circulares, evitando la zona del contorno de ojos y los labios. Es mejor no acercarse a estas zonas sensibles.

 

PASO 5. Pasados unos 5 minutos aproximadamente, puedes retirar el exfoliante casero con agua templada. Con la piel totalmente limpia y preparada para el tratamiento, es el momento perfecto para realizar tu rutina habitual de skincare.

Cada cuánto hay que aplicarse un exfoliante casero facial

Nuestra recomendación es exfoliar la piel del rostro una vez a la semana como mínimo. Pero esta frecuencia puede cambiar en función a tu tipo de piel.

 

Por ejemplo, si tienes la piel seca, puedes exfoliar tu piel una vez a la semana y deberás hacerlo con un exfoliante suave.

Si tu piel es grasa, puedes hacerlo dos veces por semana para evitar el exceso de sebo. Por último, si tienes la piel algo sensible, recomendamos la exfoliación del rostro cada 15 días con un exfoliante que sea respetuoso con tu piel.

“Una buena exfoliación del rostro nos permite eliminar células muertas, renovar la piel y mejorar su textura”

OTROS ARTÍCULOS

experiencia Flor mayo

Hello Lovers!

 

Unirse a nuestra cadena de mensajes #tuladomaswow tiene regalo seguro.

 

¡Más de 1500 premios en juego!

 

Todo aquel que participe con el hashtag y cumpla los requisitos tendrá premio seguro: 15 noches de hotel, 1000 experiencias, 200 productos con #efectowow, descuentos y mucho más.

Test Clinico

Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.