Belleza, Cosmética

En los meses de verano nuestra piel coge ese color tostadito que tanto nos favorece a todos, pero una vez acaban las vacaciones y nos despedimos de la playa ese color desaparece en pocos días.

La piel bronceada necesita mayores cuidados, no solo para alargar su duración, sino también para prevenir los posibles daños que los rayos ultravioleta puedan haber ocasionado en nuestras piel.

Como nos negamos a perder ese color tan favorecedor, vamos a seguir unos sencillos consejos para alargarle la vida.

El paso más importante y que todos sabemos es hidratar muchísimo la piel de manera continuada, este gesto unido a otros sencillos trucos nos permitirá alargar el bronceado unos meses más.

Lo primero que hay que hacer es renovar las células tanto de nuestro cuerpo como de nuestro rostro. Para acelerar este proceso es aconsejable utilizar un exfoliante para eliminar las células muertas con mayor rapidez. Debemos tener especial cuidado con el rostro para no dañarlo.

Para realizar este proceso podemos utilizar un guante de crin que elimina las células muertas y a la vez activa la circulación de la piel convirtiéndola en más luminosa.

Usar mascarillas hidratantes y nutritivas al menos dos veces a la semana para aportar un plus sed cuidados a la piel del rostro.

Utilizar diariamente una crema facial con principios activos regeneradores.

También es aconsejable seguir usando nuestros productos aftersun, sus principios activos ayudan a dejar la piel más flexible, luminosa y reestructurar la epidermis.

Por último se pueden tomar cápsulas de origen natural ricas en antioxidantes y vitaminas que ayudan a estimular la melanina y son muy eficaces para mantener ese tostadito tan deseado.

No te resignes a perder tu bronceado tan bonito.

 

 

Deja un comentario

Comentario
Nombre*
Mail*
Website*