Bienestar, Salud

Es sabido por todos nosotros,  como bien dijimos hace unos meses en una entrada del Blog el “correr está de moda”, hablábamos sobre los beneficios que tenia realizar este deporte.

Pero hoy os mostraremos la otra cara de running. ¿Qué ocurre realmente al correr?.

Nos referimos a nuestra piel.

  • Supone un gasto calórico importante por lo que se produce una pérdida de grasa. Como siempre ocurre,  está perdida no la perdemos solo donde deseamos , por lo que también afecta a nuestro rostro y este puede demacrarse debido a una pérdida excesiva de grasa.
  • Los procesos de envejecimiento se aceleran debido al incremento del proceso de oxidación de las células que se produce en el organismo a causa del esfuerzo de los músculos al correr durante un tiempo prolongado.
  • Durante la carrera, los pies impactan de forma repetida contra el suelo provocando que algunos músculos se descuelguen perdiendo tensión y  tono. Sobre todo los músculos de las mejillas que caen desdibujando el rostro.
  • Por último, el factor climatológico. Al correr al aire libre la piel se expone a las condiciones Meteorológicas: Sol, aire, bajas temperaturas, contaminación… La consecuencia de esto  es una piel deshidratada y seca.

Si  formas parte de este clan de deportistas que deciden recorrerse las calles de su ciudad de una punta a otra, en la próxima entrada te daremos la solución que te hará lucir un rostro hidratado y cuidado. Sí, es posible disfrutar de un cuerpo atlético y un rostro joven y firme.

Deja un comentario

Comentario
Nombre*
Mail*
Website*